LOPODVNVM (Ladenburg)


[Columna votiva -AE, 2000, 10683- y relieve de Júpiter y Juno]



Situación: La recoleta y siempre agradable ciudad alemana de Ladenburg -de algo más de diez mil habitantes- está situada en el estado alemán de Baden-Württenberg, el mismo en el que, por ejemplo, se encuentra el castellum de los beneficiarii de Osterburken, aludido en otro lugar de este blog (pincha aquí). Sólo que si aquél era, sencillamente -aunque en toda su complejidad- un castellum de protección del limes, como explicaremos más adelante, Lopodunum fue una ciudad romana de cierta importancia en el panorama de la romanización la Germania Superior por más que el origen histórico de ambos enclaves fuera semejante. Se encuentra a orillas del río Neckar, a apenas una decena de kilómetros de Mannheim y a pocos más de Heidelberg, notable referente turístico e intelectual del Sur de Alemania.
Acceso: La localidad de Ladenburg se encuentra ubicada (y con salida propia) al pie de la autopista A-5, en el tramo que enlaza Frankfurt y Darmstadt (ver mapa aquí), a apenas 80 kilómetros de la primera, y 32 de la segunda y a tan sólo 13 kilómetros de la ya citada Heidelberg que, desde luego, vale y merece una visita.
Tipología: Lopodunum -oficialmente llamada ciuitas Vlpia Sueborum Nicrensium (CIL, XIII, 6417; 6420; 6421...) a partir de su conversión en ciudad en el reinado de Trajano pero que ha conservado el presunto nombre de la ciuitas indígena sobre la que se asentó el enclave romano (y con el que se denominaban sus uicani, los uic(ani) Lop(odunenses) de, por ejemplo, CIL, XIII, 6421: "habitantes del uicus de Lopodunum")- surgió hacia los años setenta del primer siglo después de Cristo como acantonamiento de tropas auxiliares del ejército en la defensa del territorio germano frente a los Sueui. Más adelante, y a partir de Trajano, perdería dicha función militar -en beneficio de una comercial-, función estratégica que, sin embargo, como por otra parte fue habitual en muchas ciuitates de la antigua Germania Superior, recuperaría en época tardoantigua, en este caso como establecimiento defensivo frente a los alamanes. Desde el momento de su erección como ciuitas, al margen de una imponente muralla (casi 3000 metros de longitud de trazado) contó con un teatro, unas termas, un macellum y una retícula urbana de la que, sin embargo, es hoy poco lo que puede contemplarse. Fue, de hecho, la dotación de estos edificios la que fue ampliando las márgenes iniciales del perímetro campamental en una explosión urbanística que debió ser ciertamente notable (ver plano aquí).
Descripción: En realidad, toda visita de los vestigios de la antigua Lopodunum debe comenzar en el Lobdengau-Museum, desde luego, uno de los Museos Arqueológicos Municipales mejor conseguidos del paísy que permite una excelente aproximación a los materiales arqueológicos -y también epigráficos, especialmente un lote de inscripciones votivas dedicadas a Júpiter (AE, 2000, 1078 y 1084)- recuperados en el lugar junto con un extraordinario relieve de Júpiter y Juno (con foto en la entrada de este post; la columna votiva a Júpiter, tan habitual en el horizonte artístico provincial del limes, puede contemplarse, a partir de una réplica, en la plaza que precede al Museo: ver descripción aquí. El original se conserva en el Kurpfälisches Museum de Heidelberg en el que se dan cita otras interesantes piezas arqueológicas procedentes del valle del río Neckar). Para el visitante que acceda a Ladenburg por la calle a la que va a desembocar la autopista que enlaza Munich con Frankfurt tomando la salida que, como se anotó más arriba, presenta Ladenburg como Römerstadt (la elocuentemente denominada Trajanstrase: "calle de Trajano")- lo más práctico es estacionar su vehículo en el aparcamiento ubicado tras la hermosa iglesia de Sankt-Gallus y, desde allí, iniciar un recorrido arqueológico perfectamente indicado que le llevará por el macellum (ubicado, precisamente, junto a la iglesia, ver foto aquí), la muralla -en la que pueden constatarse sus diferentes ampliaciones- y, por supuesto, la columna votiva de Júpiter y el Museo. El macellum estaba constituido como un espacio orientado a actividades comerciales, florecientes en una Lopodunum extraordinariamente bien comunicada en época antigua (de ello da prueba el miliario CIL, XIII, 9099, conservado en una boca calle de la aludida Trajanstrase). Dicho reciento debió ser construido en los primeros años del siglo II d. C., ya en época trajanea. La muralla (ver foto) revela el origen campamental de la ciudad, originariamente un castellum del ala I Cannanefatium del ejército romano (puede seguirse perfectamente dicha evolución a partir de la fotografía aérea del lugar: pincha aquí).
Bibliografía: Desde luego, como aproximación previa para el visitante, resulta más que suficiente el trabajo de RABOLD, B.: "Ladenburg", en PLANCK, D. (dir.), Die Römer in Baden-Württemberg, Stuttgart, 2005 pp. 161-168, sin lugar a dudas una obra de referencia para quien quiera conocer la presencia romana en la Germania Superior (este volumen colectivo se acoge a una filosofía editorial muy en boga en Alemania y por la cual se editan bien documentadas guías de los yacimientos arqueológicos romanos, fáciles de encontrar en cualquier librería especializada y, algunos de ellos, de venta también en los principales Museos Arqueológicos alemanes, también en el de Ladenburg. Pese a que en la mayor parte de los casos no se han editado traducciones a otros idiomas, la presentación de los textos, el excelente aparato gráfico que presentan y su inusitado rigor las convierten en compra casi obligada). Para quien desee profundizar existen, no obstante, algunas monografías especializadas sobre esta ciuitas, entre ellas, tal vez la serie de cuatro fascículos de KAISER, H., SOMMER, C. S., WIEGELS, R., y LENZ-BERNHARD, G.: Lopodunum, Stuttgart, 1994-2004 (con fascículos 1 y 2 de validez general, el 4 y el 5 sobre aspectos del mundo doméstico y el 3 sobre la epigrafía, la mayor parte de ella hoy recogida en el Lodbengau-Museum) resulte la más recomendable.
Recursos en internet: Al margen de la versión alemana de la Wikipedia, Lopodunum y el pasado romano de Ladenburg no tienen demasiada presencia en la red. Esta realidad contrasta con el notable esfuerzo que, sin embargo, desde un punto de vista científico, está haciendo Alemania por poner al alcance de la investigación y en el entorno digital gran parte -o toda- la documentación epigráfica del mundo romano (véanse, por ejemplo, los datenbanken de Heidelberg, de Manfred Clauss o de Köln). En cualquier caso, y tras este inciso, sí pueden reseñarse la descripción que se hace de la ciudad en el enlace de Mike Pantel sobre la Historia de Baden-Württenberg, en inglés (para otros yacimientos arqueológicos de interés en dicha región de Alemania, pincha en este sensacional buscador de Pointoo, también con espacio para Lopodunum y que, desde luego, parece una iniciativa muy a tener en cuenta para promocionar yacimientos hispanos por zonas) o el espacio de Travelwriter, también sensacional como guía para los yacimientos romanos de la zona y con espacio dedicado a Ladenburg, muy útil por -pese a su aparente sobriedad- sus múltiples enlaces y su notable aparato gráfico. No debe dejar de consultarse (y a él hemos remitido en un apartado anterior) la sección dedicada a Ladenburg en la web zum.de, con una sucinta historia de la ciudad en época romana y fotografías de sus principales monumentos.
Recomendaciones: Desde luego, viajar a Ladenburg debe constituir la ocasión más idónea para conocer de cerca el admirable esfuerzo que Alemania está haciendo por hacer gala y poner en valor su pasado romano. Así, los Parques Arqueológicos de Aalen (consagrado al estudio y recreación del limes, con excelente página web) y de Xanten (centrado en la antigua colonia Vlpia Traiana, pincha aquí) ofrecen, junto al conjunto de Saalburg -ya citado en otro lugar de este blog a propósito de Osterburken (otra visita obligada)- extraordinarias oportunidades para conocer la presencia del mundo romano en estas tierras. Desde el punto de vista del viajero, el Hotel im Lustgarten, ubicado a pocos metros de la antigua muralla romana se antoja como el más encantador hotel de Ladenburg al tiempo que el amante de la buena mesa podrá disfrutar -como en casi todas las ciudades alemanas- de una amplia oferta gastronómica que incluye restaurantes típicamente alemanes (excelente el Zur Sackpfeife, junto a Saint Gallus), italianos, orientales (especialmente simpático resulta el Restaurant Peking-City aunque la cocina china en Alemania multiplica por mucho su picante) y, por supuesto, heladerías al más puro estilo italiano (del que tanto gustan los alemanes), ideales para superar las ocasionalmente calurosas tardes estivales en Baden-Württenberg.

3 comentarios:

Neville dijo...

Una vez mas un artículo francamente interesante.
El legado romano en Germania es muy importante y desconocido para una gran parte de la opinión pública que desconoce incluso que partes importantes de la actual Alemania estuvieron bajo control romano llegando incluso, aunque provisionalmente hasta las orillas del Albis-Elba.

Javier ANDREU PINTADO dijo...

Así es, Neville. Y lo que es aun más admirable es el esfuerzo que las instituciones alemanas hacen por poner en valor estos conjuntos. Toda una lección, desde luego! Como lección es tu actitud como blogero, siempre dinamizando este blog al margen de las discrepancias que hemos mantenido en otras entradas también "germánicas". Un saludo muy cordial de nuevo,

Luis Aguirre Seura dijo...

Gracias, Javier, por tan interesante y documentado aporte.
Conocí Ladenburg, viajando en bicicleta desde Heidelberg por la orilla del Néckar y descubrí ese asentamiento romano y me percaté del esfuerzo que realiza el pueblo alemán por su conservación y revaloración.

Gracias por entregarme los antecedentes históricos que desconocía.

Luis Aguirre Seura, Chile, Universidad de La Serena