LOS BAÑALES (Uncastillo)


[El complejo de Los Bañales desde el cerro del Huso y La Rueca]
[Pincha aquí para ver más imágenes]

Situación: Ubicado en el centro de la comarca natural de las Cinco Villas de Aragón, a apenas 100 kilómetros de Zaragoza y en el término municipal de Uncastillo, aunque más accesible desde Layana, pueblo al que se llega por la carretera que comunica Sádaba con Uncastillo (A-1202), a tan sólo 5 kilómetros de la primera (ver Mapa).
Acceso: En Layana, atravesar el pueblo y al final girar hacia la derecha, continuando por la pista asfaltada hasta el yacimiento. Existe otra alternativa de acceso -para viajeros en bicicleta o para caminantes- que puede discurrir por la que debió ser la vía Caesaraugusta-Pompelo, a cuyos pies se ubicaba la ciudad. A ésta se accede a partir de un merendero ubicado a comienzos de la pista antes indicada, a la derecha de ésta. La pista termina en una amplia llanura que, una vez atravesada, nos permite llegar al área monumental atravesando la supuesta necrópolis y bordeando el cerro de El Pueyo en su cara Oeste.
Tipología: Los Bañales parece corresponder a una antigua ciudad, muy probablemente la Tarraca citada por los itinerarios antiguos (Rav. Cosm. 4, 43) y atribuida a los antiguos Vascones por Ptolomeo (Ptol. 6, 67). De ser así, también podría corresponder a la ciuitas de los foederati Tarracenses citados por Plinio (Plin. Nat. 3, 24), por tanto, una comunidad que, en fecha tal vez temprana -seguramente a mediados del II a. C.- habría suscrito un pacto con Roma manteniendo intacta su autonomía y organización política pero apoyando a Roma tal vez con el aporte de forraje para el ejército, de tropas, etcétera... Con la municipalización flavia debió convertirse en un próspero municipio flavio con varias familias controlando las magistraturas locales, en especial la familia Atilia, cuyo Mausoleo puede visitarse como complemento a la visita al yacimiento. Objeto actualmente el yacimiento de un Plan de Investigación liderado por la Fundación Uncastillo y sufragado por el Gobierno de Aragón, es deseable que el impulso de dicha iniciativa complete la información de que actualmente disponemos sobre el enclave (un avance de los objetivos de este plan puedes obtenerlo a través de un programa informativo de la programación de la UNED en RNE -pincha aquí- y a través de una noticia de Heraldo de Aragón donde el que aquí suscribe apareció como arqueólogo cuando, en realidad, es, sencillamente, historiador de la Antigüedad).
Descripción: Los Bañales es un yacimiento desigual. Por un lado, quien lo visita obtiene la evidente sensación del potencial que ofrece pero, por otro, también de lo que, precisamente por ello, se podría llevar a cabo en él. Al margen de algunas catas recientes en la zona de las termas, en realidad, todo lo excavado fue objeto de atención sólo a mediados de los años cuarenta -bajo la tutela de José Galiay- y a mediados de los años setenta -por el ya tristemente fallecido Antonio Beltrán-. Entre ambas campañas se exhumó el poblado de El Pueyo -el cerro a cuyos pies se levanta el complejo monumental del yacimiento, con ocupación presumiblemente indígena y con seguridad medieval-, una zona monumental indeterminada -pero seguramente de carácter público, tal vez un templo- en la falda Norte de dicho promontorio, las impresionantes termas y un área de viviendas porticadas cuyas dos columnas toscanas se han convertido -junto a los pilares del acueducto- en el verdadero icono del yacimiento. En las termas resulta interesante observar no sólo el ordenamiento de las estancias en torno al apodyterium ("vestuario") sino también en torno al praefurnium, "el horno" desde el cual partirían -y pueden aun verse las huellas de sus apliques en las paredes- una serie de tubuli protegidos por tegulae mammatae para la distribución del aire caliente por las estancias que lo precisaran. Seguramente, al pie de las mismas, y hacia la amplia llanura triguera ubicada en su cara Oeste, el conjunto termal continuaría con una monumental palestra para ejercicios deportivos. Más allá de la ermita -que ha reutilizado materiales e inscripciones romanas (ERZ, 54, con alusión a una tal Plotia A[---])- puede contemplarse el acueducto. Al margen de sus monumentales pilares, siguiendo siempre el descenso de nivel, pueden apreciarse tramos del specus o "canal de conducción" excavados en la roca en los cerros aledaños si bien sigue sin localizarse la conducción que, seguramente, ha dado nombre al cerro de Puy Foradado, que, seguramente, alude a una horadación -tal vez en su ladera Oeste- para el paso de un canal de agua. Algo más hacia el Norte, ya en el Monte de Biota, cerca de la partida de Cubalmena, el visitante puede observar los imponentes restos de una presa romana hoy convertida en linde de fincas y, a buen seguro, relacionada con la gestión del agua para la ciuitas que ocupó el solar de Los Bañales y, por tanto, también con el acueducto. Casi tan interesante como el conjunto arqueológico es el lote epigráfico que ha proporcionado el enclave. Parte del mismo se conserva en el Museo de Zaragoza (AE, 1977, 482) pero in situ pueden contemplarse, además de la inscripción de Plotia ya aludida y ubicada en la cara Sur de la Ermita de Nuestra Señora de los Bañales, junto a uno de los contrafuertes, una espectacular cupa funeraria de arenisca (CIL, II, 6338a) que debió formar parte de la supuesta necrópolis del enclave, ubicada en un pequeño promontorio al pie de la ladera Oeste del cerro de El Pueyo.
Bibliografía: La mejor -y hasta ahora única- monografía sobre el yacimiento -de naturaleza divulgativa pero con gran rigor científico- es, sin duda la de ORTIZ, Mª E., y PAZ, J.: Guía de los Bañales, Atilios, Sinagoga, Zaragoza, 2005, de la editorial PRAMES, que tanto esfuerzo está haciendo por divulgar nuestro patrimonio arqueológico. El artículo científico más completo hasta la fecha es el de ANDREU, J., y JORDÁN, Á. A.: "Epigrafía, ordenación del territorio y poblamiento en territorio de Vascones: Los Bañales (Uncastillo, Zaragoza)", en Espacio, Tiempo y Forma. 1, 16-17, 2003-2004, pp. 419-461 (disponible aquí). que recoge, además, toda la bibliografía precedente.
Recursos en internet: Se recomienda la visita de las páginas dedicadas a este yacimiento por Roberto Lérida (sencillamente excelente) y por el autor de este blog y Pilar Rivero en la revista digital Clío (con todas las fuentes y la bibliografía, sin actualizar). También sobre el proceso de monumentalización de la ciudad pueden consultarse algunas reflexiones en ANDREU, J.: "Algunas consideraciones sobre las ciudades romanas del territorio vascón y su proceso de monumentalización", Espacio, Tiempo y Forma. 2, 17-18, 2004-2005, pp. 251-299 (descargable desde aquí). Y para despertar la curiosidad del viajero (pues en absoluto, pese a su rigor, puede sustituir a la visita al yacimiento), circula en YouTube un vídeo rescatado del programa "Aragón en Abierto", de Aragón Televisión, que repasa los principales restos de la antigua ciuitas de la mano de uno de sus mejores conocedores, el guarda de monumentos de Uncastillo, y arqueólogo, Miguel Ángel Zapater. A él se deben las páginas (pp. 55-70) dedicadas a Los Bañales en el fascículo 25 de la Colección Territorio promovida por el Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón (ASÍN, N. (coord.): Comarca de las Cinco Villas, Zaragoza, 2007) y que puedes descargar desde aquí.
Recomendaciones: Si buscas alojamiento en la zona, resulta especialmente económico y grato el Albergue Juvenil de Uncastillo. Para más exigentes -y, desde luego, no defrauda-, Miguel os atenderá estupendamente en La Posada La Pastora, en el corazón de Uncastillo o, para grupos, en sus -sencillamente excelentes- Apartamentos Uncastillo. En cualquier caso, la activísima Fundación Uncastillo ofrece un amplio elenco de opciones en este sentido en su página web. Si estás buscando visitas para grupos escolares, seguramente podrán asesorarte en Proyectarte.

5 comentarios:

David dijo...

Buenas Javier!!
Te felicito por la gran idea que has tenido. Me parece una muy buena iniciativa haber creado este interesante blog para aprender y poner en contacto, de una manera más informal y espontánea, todas esos temas que nos apasionan de la Historia, haciendo un poquito más fácil el acceso a la información y visita de algunas de las joyas que posee el patrimonio español. Personalmente, intentaré aportar, en la medida de lo posible, lo poco que sé para enriquecerlo. Adelante Javier!!
Un abrazo,
David.

Roberto Lérida dijo...

Hola, Javier.
¿Cuánto tiempo sin saber de ti? Apenas había seguido tu rastro por internet desde que coincidimos en Oxford.
Gracias por citar mi web sobre Los Bañales.
Enhorabuena por tu blog y tu trabajo.
Un saludo.

Javier ANDREU PINTADO dijo...

David, gracias por tu comentario. Ojalá que tus aportaciones dinamicen estas entradas o "posts" como las llamáis los entendidos. Roberto, es un honor que dejes un comentario. Tus blogs y webs sí que son ya una referencia en difusión del mundo clásico. Gracias,
Javier

Manuel Trujillo Berges dijo...

Hola, Javier

Pues mira por dónde he ido a dar con quien está trabajando en uno de mis lugares favoritos... Añado tu blog a la lista de los que sigo, nos iremos viendo...

Javier ANDREU PINTADO dijo...

Gracias, Manuel.

También para mí, desde pequeño, Los Bañales es un sitio muy especial.

A ver qué nos depara en estos próximos años!

Espero conocerte pronto personalmente,

Javier