PER VASCONVM AGRVM...


[Inscripción funeraria (AE 1951, 283) de [-] Aemilius Or[d]unetsi, veterano de la legio II Aug(usta), dedicada ex t(estamento) por su compañero T(itus) [V]alerius Pa[te]rnus hoy empotrada en la iglesia parroquial de Muez, en Navarra, en el hermoso valle de Guesálaz]

No es ésta la primera vez -ojalá tampoco sea la última- que se habla de la Historia Antigua de Navarra en este blog, responsabilidad de un "navarro militante" como, en ocasiones, suele autodefinirse quien escribe estas líneas. O, al menos, no es la primera vez que se habla de los Vascones (pincha aquí), una etnia de la Antigüedad hispana que, muy probablemente, tuvo su solar en parte del territorio de la actual Comunidad Foral de Navarra aunque, desde luego, no sólo en él pues, como hoy sabemos (y ad nauseam -si es preciso- repetiré el trabajo donde eso, a mi juicio ha quedado perfectamente sentado, aunque muchos haya a los que no les agrade saberlo: BELTRÁN LLORIS, F.: "Hacia un replanteamiento del mapa cultural y étnico del Norte de Aragón", en Religión, lengua y cultura prerromanas de Hispania, Salamanca, 2001, pp. 61-82) esos Vascones de las fuentes antiguas tuvieron también su solar en el territorio más occidental de las denominadas Cinco Villas de Aragón (pincha aquí para más detalles), al noroeste de la provincia de Zaragoza. Volver sobre el tema ahora está justificado por un motivo plenamente satisfactorio y más en los tiempos que corren, tan difíciles para la investigación y, aun peor, para la sostenibilidad de esa investigación. El motivo es satisfactorio para quien escribe estas líneas y espero lo sea, también, para quienes las leéis y difundís... Quizás, quien sabe, sea la ocasión para que podamos encontrarnos quien firma este Oppida Imperii Romani y vosotros, sin los que este espacio, como tantas veces repito, no tendría sentido.

Efectivamente, han pasado ya cuatro años -cinco, en realidad-, desde 2008. Fue entonces cuando, en la UNED de Tudela, celebramos la segunda edición de una serie de coloquios que, surgidos en 2004, pretendían ir actualizando con una periodicidad establecida -cada cuatro años- nuestros conocimientos sobre la Historia Antigua de Navarra. No lo hicimos, y lo aseguro de corazón, con intención de poner en evidencia a nadie y menos a nadie de las Universidades del entorno que han obviado, y siguen obviando, el tema (si alguien quiere pensar que sí fue así no es, desde luego, problema nuestro). Lo hicimos porque una Universidad se debe a su sociedad y la UNED de Tudela entendió que la sociedad navarra también necesitaba conocer cómo había sido su pasado más antiguo, ciertamente, además, apasionante. El primer coloquio, celebrado en 2004, vio la luz en forma de publicación en 2006 en un libro que se ha convertido en referencia en los estudios sobre la Historia Antigua del Valle Medio del Ebro (ANDREU, J. (ed.): Navarra en la Antigüedad. Propuesta de actualización, Pamplona, 2006). El segundo, celebrado en 2008, vio la luz poco después en la prestigiosa e inexcusable (se publican títulos fundamentales para la Historia Antigua Peninsular) Serie Instrumenta de la Universitat de Barcelona (ANDREU, J. (ed.): Los Vascones de las fuentes antiguas. En torno a una etnia de la Antigüedad Peninsular, Barcelona, 2009). Han pasado ya cuatro años -cinco, en realidad, ¡vamos con retraso!- y toca convocar el III Coloquio "Navarra en al Antigüedad" (para ver el programa pincha sobre el vínculo anterior) y lo cierto es que toca no por la rutina de "cumplir" con una cita preestablecida sino porque cuando un área geográfica empieza a moverse en términos de investigación eso produce un cierto efecto dominó que garantiza la multiplicación de los trabajos e, incluso -me atrevería a decir- de las vocaciones por la investigación. Un colega del ámbito científico -no con mala intención pero sí con cierta ignorancia- cuando supo que estábamos preparando este nuevo encuentro me dijo: "pero, ya da para tanto la Navarra Antigua"... Mi respuesta fue tajantemente afirmativa, tal vez, incluso, me quedé corto. Este año, de hecho, el formato del ciclo es más comprimido, más breve -también para facilitar la asistencia de todos- y se han quedado fuera muchos investigadores -la mayoría de ellos, además, jóvenes- que están aportando savia nueva a la investigación sobre Navarra en la Antigüedad: esta tierra, decididamente, ha recuperado el pulso en materia de investigación sobre Ciencias de la Antigüedad... Pero, al margen del atractivo intrínseco que tiene una cita que siempre resulta altamente sugestiva y en la que los ponentes -gente con muchísima auctoritas en materia de Ciencias de la Antigüedad arropando, además, a los jóvenes valores- destilan un ambiente cordialísimo, la ocasión parece inmejorable para aprender cómo se trabaja en materia de Antigüedad, cómo se somete a crítica y se argumenta una hipótesis, cómo se interroga a las fuentes literarias, epigráficas o arqueológicas... por lo que, decididamente, es un evento muy recomendado para estudiantes universitarios. Además, este año, la actividad puede seguirse online a través de INTECCA, la sensacional plataforma de formación y de material audiovisual de la UNED... ¿Vas a perdértelo? Puedes, incluso, seguirlo desde tu casa... (aunque, insisto, el ambiente convivial que se ha vivido en las ediciones anteriores de la serie hace muy recomendable que, si puedes, te acerques a Tudela).

Serán muchas las cuestiones que se tratarán en las ponencias y comunicaciones y en los debates pues Navarra -como dije en una ocasión en una entrevista en Diario de Navarra (pincha aquí)- aunque entonces no existía, fue un solar en el que Roma experimentó, puso en práctica, y desarrolló, muchas de las herramientas que la hicieron grande como Imperio: su respeto a la diversidad, su capacidad de integración, su uso de la ciudad con valor jerarquizador del territorio, su más que probable potenciación de las identidades locales, su capacidad para explotar las riquezas del territorio y para vertebrarlo..., cuestiones todas que se tratarán esos días 1 y 2 de Marzo en Tudela en el marco de ese coloquio y de las que, además, puedes ver una introducción en una comunicación que, no hace mucho, presentamos la Decana de la Facultad de Geografía e Historia de la UNED, Mª Jesús Peréx Agorreta -pionera en los estudios sobre Navarra antigua- y yo mismo en una jornada sobre las fronteras en el mundo antiguo. Interpreta el vídeo como "recompensa" para tí, querido lector, que has llegado al final de este nuevo post de Oppida Imperii Romani (pincha aquí para verlo). ¡Nos vemos, in Vasconum agro...!